¡Hola! Estás en tesisymasters.mx.
Te invitamos a cambiar a tesisymasters.com.ar para ver los servicios y ofertas específicas de Argentina. 🙂

Contáctanos

Buenas prácticas para el estrés académico

Buenas prácticas para el estrés académico

La vida universitaria representa una montaña rusa de emociones. ¿Qué hacer cuando el estrés supera completamente nuestra mente? Descubre mejores prácticas para el estrés académico en este artículo.

¿A qué llamamos estrés académico?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el estrés como “el conjunto de reacciones fisiológicas que prepara el organismo para la acción”, es decir, se trata de un sistema de alerta biológico necesario para la supervivencia. Sin embargo, cuando este sistema se alerta más de lo normal se vuelve nocivo para la salud. 

El ritmo vertiginoso, las exigencias diarias y las presiones existentes hacen que aparezcan síntomas de estrés como preocupación excesiva, inquietud, tensión, dolores de cabeza o de cuerpo, presión arterial alta y pérdida de sueño.

Causas del estrés académico

El estrés académico se refiere a la ansiedad y la tensión psicológica relacionadas con las demandas del entorno educativo, incluyendo la presión de los exámenes, las cargas de tarea y las expectativas de rendimiento.

El estudiante experimenta un malestar físico y emocional que lo lleva a disminuir la atención de sus estudios. Particularmente en etapa de tesis, esto puede ser un problema, ya que el estudiante puede verse sobrepasado y abandonar el proceso. 

Cambios en el rendimiento del estudiante 

El estrés puede causar procrastinación, descuido de responsabilidades académicas y un descenso en el rendimiento escolar o universitario. 

Además, el estudiante puede ver disminuida su capacidad de concentración y la memoria, lo que puede llevar a problemas de salud física y mental, como ansiedad, depresión y trastornos del sueño.

¿Qué prácticas implementar para combatirlo?

Combatir el estrés académico es posible, como así también recurrir a una serie de prácticas para poder evitarlo:

Mejorar el descanso 

Aunque parezca lo opuesto, escribir la tesis sin parar no es positivo. Para combatir el estrés, es preciso equilibrar entre tiempo de descanso y tiempo de redacción de tesis. 

Si no se respetan los momentos de sueño y recreación, el agotamiento y el estrés pueden afectar el desarrollo de la  investigación. El descanso permite airear la mente, tener nuevas perspectivas y renovarse para seguir escribiendo.

Gestión efectiva del tiempo

Saber manejar el tiempo es otra clave para no sucumbir frente al estrés. Establecer cierta cantidad de horas al día y calendarizar los avances es importante para avanzar a paso firme. Uno de los grandes problemas de los estudiantes es manejar el tiempo de forma tal que esa cantidad de hora sea provechosa y no solo se trate de estar sentado en el escritorio.

Por esta razón, se aconseja planificar y dividir diferentes tareas en periodos de tiempo y saber qué tarea llevar adelante en cada uno.

Evitar distracciones

Sin duda, uno de los grandes problemas de la actualidad es la exposición a una gran cantidad de distracciones, como tomar el celular mientras se escribe la tesis. 

Esto repercute negativamente, tanto en la concentración como en el hilo conductor de la redacción.

La complejidad de este tipo de trabajo académico requiere involucrarse de forma tal que el resto de preocupaciones quede a un lado, aunque sea por períodos cortos de tiempo.

Recuerda: tu salud mental importa

En Tesis y Másters estamos para ayudarte a cumplir el sueño de tu título universitario. Nuestros servicios son redacción, corrección y asesoría de trabajos académicos. ¡Contáctanos! Y un miembro de nuestro equipo te escribirá a la brevedad.

Puede que también te interese

Tendencias

Últimas novedades