Contáctanos

hipótesis nula y alternativa

¿Cómo formular la hipótesis alternativa y nula de tu proyecto?

Las hipótesis nula y alternativa suelen ser altamente recomendadas para la realización de proyectos investigativos extensos, como las tesis. Ambas son complementarias a una hipótesis habitual y pueden permitirte desarrollar tu proyecto académico expandiéndolo de maneras que no creías posibles. En este artículo te explicaremos qué son y para qué sirven las hipótesis nula y alternativa, así que continúa leyendo para poder informarte.  

¿Qué es una hipótesis? 

Bien, comencemos por lo básico. Una hipótesis es, básicamente, una respuesta objetiva, específica y probable a un interrogante científico. Para comprobarla, deberás recurrir a investigaciones y experimentaciones concretas. 

No obstante, un proyecto puede contener más de una única hipótesis. Aunque todas ellas pueden relacionarse entre sí y complementarse. Para darte un ejemplo: la hipótesis central de tu proyecto puede ser apoyada por hipótesis nula, alternativa y estadística. Todas trabajando conjuntamente para resolver la central. 

Clasificaciones de las hipótesis 

Como verás a continuación, las hipótesis se pueden clasificar en varios tipos distintos en base a su enfoque y función principal. Esto siempre en función de tu proyecto investigativo y su objeto de estudio. Se pueden clasificar en: investigativas y de trabajo, nulas, alternativas y estadísticas. 

A su vez, pueden tener sus respectivas subclasificaciones. Las investigativas se dividen en descriptivas, correlacionales, causales y de diferencia de grupos. Mientras que las estadísticas se ramifican en estimativas, estadísticas de correlación y de diferencias a medias

Hipótesis nula y alternativa: ¿Qué son?

Ahora sí, vamos con lo que has venido a buscar. Lo primero a aclarar es que, si bien se las presenta como dos tipos de hipótesis separadas, la realidad es que funcionan juntas. Por un lado, la hipótesis nula (se referencia con H0) es una afirmación totalmente opuesta a lo que has llegado en tu hipótesis central. Por ejemplo:

  • Hipótesis principal: “Los jóvenes que caminan mucho suelen tener piernas más marcadas”.
  • H0: “Los jóvenes que caminan mucho no suelen tener piernas más marcadas”.

Esta es una afirmación que claramente buscas refutar por medio de tu postulado principal. Esto lo lograrás gracias a las evidencias que recolectes por parte de tu proyecto e investigación. 

Por su parte, una hipótesis alternativa (se referencia con H1) consiste en demostrar la falsedad de una hipótesis nula. Con esto entenderás que una es consecuente de la otra. Estas hipótesis pueden ser aceptadas como no. Por ejemplo:

  • H0: “Los vertederos de basura comunitarios no generan contaminación ambiental”
  • H1: “La contaminación ambiental es causada por la mezcla de componentes que residen en los vertederos de basura comunitarios”. 

Gracias a esto puedes comprender la relación entre ambos tipos de hipótesis. Además de su dependencia mutua y su aporte a tu proyecto de investigación. 




Consideraciones sobre la hipótesis nula y alternativa

Algo que debes tener en cuenta siempre es no puedes rechazar una hipótesis nula hasta que tengas los datos adecuados. Generalmente, y como has visto, estas incluyen un “no” o desigual al enunciado de tu hipótesis original. 

La hipótesis nula obtiene su nombre gracias a una de las primeras investigaciones en las que se aplicó. La misma estudiaba el efecto que tenían los fertilizantes en los cultivos. La primera hipótesis utilizada (que era la nula) afirmaba que el fertilizante no afectaba a los cultivos. Por consecuente, su rechazo daba como resultado el hecho de que, si surtían, los afectaba. 

Ejemplos de cómo se formula una hipótesis nula y alternativa 

Ahora vamos a darte un ejemplo para que comprendas perfectamente cómo se formula una hipótesis nula y alternativa. El tema sobre el que tratará tu proyecto es detectar la edad promedio en que los ciudadanos de una determinada ciudad se casan o contraen matrimonio. Entonces, el primer paso consiste en la investigación previa de este hecho. 

Lo primero que debes hacer es realizar la respectiva investigación. En este caso, entrevista a unas 1000 personas. De esos 1000, descubres que el promedio de edad para casarse promedia los 30 años.

Una vez tengas esa data en tus manos, es hora de que te pongas a trabajar en las hipótesis. En base a la información que tienes, estableces la hipótesis nula (H0) y alternativa (H1) como bien te explicamos antes: 

  • Hipótesis principal: “Las personas se casan aproximadamente a los 30 años”.
  • H0: “Las personas no se casan aproximadamente a los 30 años”. 
  • H1: “Las personas contraen matrimonio en el promedio de 30 años de edad a causa de las imposiciones sociales de encontrar pareja y convivir antes de pasar los 30”. 

Es importante que comprendas que la necesidad de utilizar una hipótesis nula radica en demostrar, con datos e información, su falsificación. Esto es posible gracias a la hipótesis alternativa que te permite explicar el porqué de tu hipótesis principal. 

Conclusiones luego del uso de hipótesis nula y alternativa 

Una vez hayas realizado el respectivo contraste, podrás saber si rechazas o no la hipótesis nula. Al realizar las conclusiones sobre un resultado, lo correcto es que lo hagas desde la hipótesis nula. En tanto, puedes concluir satisfactoriamente si es que la edad promedio en la que se casan los ciudadanos es de 30 años o si es otra. 

Hemos llegado al final y entendemos que el tema de las hipótesis es complejo. Si consideras que este artículo no es suficiente para resolver tus dudas, tenemos otros recursos para ayudarte. Entérate de qué se trata a continuación.

¡Podemos ayudarte con tu proyecto investigativo! 

En Tesis y Másters sabemos lo difícil que es poner en marcha un proyecto de investigación. Las hipótesis son uno de los primeros problemas que enfrentarás, pero debes saber que no serán los únicos.

Para ayudarte a terminar tu tesis, ponemos a tu disposición nuestro extenso grupo de profesionales, especializados en la redacción académica. De esta manera, podemos asistirte en la toma de decisiones y orientación del trabajo, ofrecerte correcciones, o bien, redactar tu tesis íntegramente para ti.

Nuestro servicio ofrece completa confidencialidad con el cliente. Además, te garantizamos la total originalidad, ya que utilizamos la poderosa herramienta Turnitin. Si quieres saber más, te invitamos a continuar leyendo.

Consigue ayuda con un solo clic 

Puedes hacernos consultas o pedirnos un presupuesto de manera gratuita. Para eso, completa el formulario o envíanos un WhatsApp contándonos qué tipo de problemas tienes. Cuando lo hagas, nos comunicaremos contigo para ofrecerte la mejor solución junto a tu cotización personalizada.

Si tienes dificultades para avanzar con tu trabajo, ¡contáctanos ahora y te ayudaremos!

 

 






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Tendencias

Descarga tu cronograma universitario







Abrir chat
Tesis y Másters México
Hola ✌🏾 ¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico? ¡Somos tu solución!