Contáctanos

organizador gráfico

Organizador gráfico: tipos y ejemplos

Un organizador gráfico es un mapa de conocimientos que sirve para organizar, estudiar y resumir información. Hay muchos tipos de organizadores gráficos que son utilizados por los estudiantes para memorizar conceptos. En este post vamos a contarte cuáles son los mejores ejemplos de organizadores gráficos que existen.

Para definir al organizador gráfico

Un organizador gráfico es una herramienta que utiliza palabras y símbolos para plasmar conocimientos en un diagrama, dibujo o mapa. Todos los tipos de organizadores gráficos están pensados de manera pedagógica. Por lo tanto, ya desde su diseño se busca propiciar el aprendizaje.

El uso de organizadores gráficos es muy recomendable para aquellas personas que quieren estudiar determinados conceptos y establecer relaciones entre ellos. Esto último no deja de tener relevancia: la vinculación de contenidos implica un importante trabajo cognitivo que es funcional a su memorización.

La ventaja fundamental de los organizadores gráficos es que apelan a la memoria visual. Muchos estudiantes sostienen que recuerdan y aprenden a partir de elementos visuales. En este sentido, los organizadores gráficos son una excelente manera de estudiar: si están bien hechos, de un vistazo se comprende su contenido.

Otro aspecto crucial es el activo trabajo mental que conlleva la realización de un organizador gráfico. Relevar conceptos de un texto y decidir qué ideas son más importantes y cómo plasmarlas en otro formato es ya un modo de interiorizar la información.

Tipos de organizadores gráficos

A continuación, te diremos cuáles son los ejemplos de organizadores gráficos más conocidos.

Mapa mental

El mapa mental es un ejemplo de organizador gráfico que representa ideas, conceptos, teorías, etc. y los relaciona entre sí. Lo distintivo de este mapa es que permite estudiar en detalle los conocimientos relacionados al tema principal (sintetizado en la palabra clave).

Para realizar un mapa mental, se parte de un concepto principal o palabra clave, que se coloca en el centro del futuro diagrama. Desde esta palabra se desprenden y ramifican los demás contenidos. A fin de marcar el tipo de vinculación entre elementos, se pueden utilizar signos, símbolos, flechas, dibujos, números, códigos, abreviaturas, etc. 

Así, se tiene la ventaja de plasmar el proceso mental de quien realizó el organizador gráfico, mediante la organización y relación de conceptos. De un vistazo, ya se puede comprender cuáles son las ideas centrales y cuáles, las secundarias (que se van ramificando hacia afuera).

Otros organizadores conceptuales: cuadro sinóptico y mapa conceptual

Los cuadros sinópticos son esquemas que organizan gráficamente conceptos. Este ejemplo de organizador gráfico se destaca por la sencillez y la lógica que propone en la organización de los elementos.

En ellos, el contenido se dispone de manera jerárquica. El orden de importancia de las ideas suele señalarse con llaves ({-}). Así, se escribe la idea central a la izquierda y, hacia la derecha, se van desglosando las ideas principales, secundarias y complementarias.

Los mapas conceptuales son representaciones gráficas de conceptos vinculados. Se establecen relaciones entre los mismos, partiendo del más general al más particular.  Es posible agregar frases cortas y conectores para facilitar la lectura y la comprensión del producto. 

Antes de volcar la información en este último ejemplo de organizador gráfico, se debe hacer una síntesis del texto.  Después de todo, el objetivo de un mapa conceptual es mostrar un contenido lo más resumido posible.

Diagrama de flujo y diagrama de Venn

Este ejemplo de organizador gráfico también se denomina flujograma o diagrama de actividades. Con él, lo que se busca representar es un proceso de pensamiento. Para esto, se utilizan flechas que guían al lector e indican las relaciones entre ideas. 

Es muy común utilizar este tipo de organizador gráfico cuando se quieren describir una serie de pasos para alcanzar alguna meta. Los diagramas de flujo se utilizan a menudo en programación, economía, psicología cognitiva, etc.

Por otra parte, el diagrama de Venn fue creado por John Venn en 1880. Nació en el ámbito de las matemáticas y la lógica, específicamente, para la teoría de conjuntos.  Este tipo de organizador gráfico permite representar conjuntos de elementos

El diagrama de Venn se sirve de círculos para indicar la relación de inclusión o exclusión de los elementos. Es decir, cuando dos conjuntos coinciden en un círculo, comparten alguna característica. La no coincidencia en un círculo se utiliza para señalar aquellos elementos que no se comparten.




Organigramas y diagrama de Ishikawa (más organizadores gráficos)

Este ejemplo de organizador gráfico es muy utilizado en empresas o negocios para plasmar visualmente la estructura que los conforma. Un organigrama incluye desde los miembros de cada departamento, hasta los responsables de dirigirlos.

De este modo, los organigramas permiten representar relaciones jerárquicas. También puede ser utilizado en ámbitos más allá de lo empresarial. Por lo general, siempre cumple con una función informativa.

Al diagrama de Ishikawa también se lo llama diagrama causal o de cola de pescado. Esto se debe a la estructura que presenta: el cuadro debe quedar organizado, precisamente, como las espinas de un pez. Fue creado por Kaoru Ishikawa en 1943.

Para hacer este ejemplo de organizador gráfico, primero se coloca en una línea horizontal que indica el problema que se quiere analizar. Alrededor de esta línea se ubican otras que enumeran las causas del mismo. Luego, hacia la derecha, se describen los efectos del problema. 

El cuadro comparativo y las líneas de tiempo

Este ejemplo de organizador gráfico muestra tablas y columnas que enseñan las similitudes y diferencias, los pros y los contras de varios elementos

En las columnas se escribe los elementos que se quieren comparar y en las filas, las características bajo las cuales se los compara. Son muy útiles para confrontar conceptos y para defender una idea por sobre otras. 

Además de servir a los estudiantes (en especial para realizar textos argumentativos), los cuadros comparativos son utilizados en ámbitos empresariales y publicitarios.

Por su parte, las líneas temporales sirven para organizar acontecimientos de manera cronológica. En consecuencia, el contenido se ordena en función de las fechas, lo que permite una mejor comprensión de las relaciones entre sucesos. 

Este ejemplo de organizador gráfico es muy utilizado en el ámbito de la Historia. Resulta un buen método de estudio ya que, además de señalar la cronología, se le puede añadir información adicional alrededor de las fechas.

Cómo hacer un organizador gráfico

Ahora que conoces los tipos de organizadores gráficos que existen, vamos a enseñarte los pasos que tienes que seguir antes de volcar contenidos en ellos.

  • En primer lugar, lee con atención el texto que deseas representar gráficamente. Anota en una hoja borrador las ideas centrales y las secundarias. También puedes hacer un primer esbozo, esquemático, del gráfico que realizarás.
  • Dependiendo del gráfico que utilices, piensa las relaciones que existen entre los conceptos que quieres representar. Escoge un criterio para graficar tales vínculos
  • Vuelca la información en el organizador gráfico. Recuerda que solo tiene que estar lo esencial. Si has cargado demasiado el gráfico, modifícalo: tiene que ser agradable a la vista y fácil de comprender.
  • Por último, elige un programa para realizar tu organizador gráfico o hazlo manualmente. Repasa el texto completo para corroborar que has escrito la información central. También, puedes consultar con alguien que conozca del tema y pedirle su opinión. Una segunda opinión puede ayudarte a optimizar tus productos.

¿Para qué sirve realizar organizadores gráficos?

Si eres estudiante, te aconsejamos que uses algún tipo de organizador gráfico en tus estudios, ya que te ayudará en los siguientes aspectos:

  • Capacidad de razonamiento. Al decidir cómo organizar gráficamente información escrita, estarás estableciendo vínculos lógicos y racionales entre el contenido. De modo que, así, ejercitas y fortaleces tu capacidad de análisis y razonamiento.
  • Memorización del contenido. La función de los organizadores gráficos es fomentar la memoria visual. Al estar representado el contenido en forma ilustrativa, los estudiantes retendrán visualmente la información. Además, el cambio del formato textual al gráfico ejercita la comprensión lectora.
  • Desarrollo del pensamiento propio. El hecho de realizar un organizador gráfico por uno mismo, permite reflexionar sobre el contenido y estudiarlo de manera más atenta. Por eso, esto puede servirte si tienes que hacer trabajos de elaboración propia como tesis o ensayos: ya tendrás la información estudiada y procesada.

¡Organízate gráficamente: nos ocupamos del resto!

Si eres estudiante universitario sabrás bien que hay ocasiones en las que, para aprobar, debes recurrir a todos tus recursos. Los organizadores gráficos son uno más de todos los medios que te llevan a una buena nota, pero ¿qué pasa si no son suficientes?

Es muy común que, por falta de tiempo y energía, los estudiantes no puedan terminar sus trabajos académicos en tiempo y forma. ¿Esta es tu situación? ¡No desesperes: te ayudamos a cumplir tus objetivos universitarios!

Así, en Tesis y Másters ofrecemos un servicio de asistencia a los alumnos que se encuentran redactando sus trabajos académicos. Cubrimos cuestiones de redacción integral (desde elegir el tema hasta hacer la bibliografía), corrección orto-tipográfica y asesorías personalizadas. ¡Nos adecuamos a tus necesidades!

Trabajamos con un equipo de profesionales en áreas diversas, especializados también en redacción académica. Asignamos cada proyecto a quien esté mejor capacitado para llevarlo adelante, para así garantizar un servicio con la máxima calidad.

Además, tu trabajo será completamente original, ya que usamos Turnitin, el mejor programa detector de plagio. Junto con tu proyecto, te enviaremos un informe de plagio, realizado por esta plataforma. 

Con nosotros, tu privacidad está totalmente resguardada. Trabajamos de manera confidencial y por entregas: ¡cada avance en tu proyecto contará con tu aprobación.

¿Tienes dudas?

Consúltanos lo que necesites saber sobre nuestros servicios. Puedes comunicarte con nuestros asesores a través de WhatsApp. De este modo, podremos responderte a la brevedad

Además, podemos cotizar un presupuesto personalizado, gratis y sin compromisos. Para eso, completa con tus datos y los detalles del servicio que necesitas (en los comentarios) el formulario que verás a continuación. Uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo para darte más información.

Los organizadores gráficos quedan tu cuenta, a la de Tesis y Másters, ¡todo lo demás!

 

 






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Tendencias

Descarga tu cronograma universitario







Abrir chat
Tesis y Másters México
Hola ✌🏾 ¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico? ¡Somos tu solución!