Contáctanos

texto argumentativo

¿Qué es un texto argumentativo y cuáles son sus características? 

¿Tienes que hacer un texto argumentativo y no sabes qué es? ¡No te preocupes! En este post te enseñaremos algunas definiciones, cuáles son sus principales características y los tipos que puedes hacer. 

Texto argumentativo: algunas definiciones

Aunque a veces no lo notemos, los textos argumentativos están a nuestro alrededor y son más frecuentes de lo que pensamos. A esta altura, seguramente ya debes haber escrito alguno en la universidad para acreditar alguna materia, por ejemplo. También es uno de los tipos textuales que se enseñan y aprenden en la enseñanza de nivel medio. Por todo esto, es clave saber a qué nos referimos cuando hablamos de texto argumentativo.

Empecemos por definir, en líneas generales, el concepto de texto argumentativo. Según Fermín, “son aquellos que presentan recursos, justificaciones y alegaciones con el objetivo principal de persuadir al lector sobre un determinado punto de vista” (Fermín, 2019). 




Podemos ir un poco más a fondo con la cuestión y preguntarnos: ¿qué es argumentar? Por un lado, se trata de “presentar razones para sostener una postura respecto de una cuestión que es materia de opinión” (Ibáñez et al., 2007). Por otra parte, en relación con el objetivo de quien argumenta, este debe conseguir que “su interlocutor adhiera a su postura y/o realice una determinada acción” (Ibáñez et al., 2007). 

Otra definición posible y más completa de la argumentación es la siguiente: “una forma elocutiva que se emplea en la actividad comunicativa”. Y la autora continúa: “desde el punto de vista lingüístico y textual, consiste en la orientación de los enunciados y en su cohesión lógica, lo que favorece a la sucesión de ideas con determinado orden y coherencia” (Cabrera González, 2011, p. 2).  

¿Cuándo usamos un texto argumentativo? 

El texto argumentativo es más común de lo que creemos y lo empleamos constantemente en nuestra vida cotidiana. Aunque no siempre sigamos la estructura que hemos definido, solemos emplear la argumentación por ejemplo cuando debatimos informalmente con nuestros compañeros. ¿Lo habías pensado?

Sin embargo, en el contexto académico o profesional se torna una cuestión más seria y es imprescindible aplicar la estructura que delineamos en el próximo apartado. En el registro formal, algunos géneros o tipos de textos argumentativos que existen son:

  • Ponencias.
  • Artículos o papers.
  • Tesis de posgrado.
  • Tesinas.
  • Monografías.
  • Ensayos.
  • Editoriales.
  • Notas de opinión.
  • Carta de lectores. 
  • Informe investigativo.

Cuando la argumentación se efectúa a través de un texto escrito, se sugiere que se presente el punto de vista de un modo claro y conciso al inicio. Posteriormente, podremos desarrollar las ideas y utilizar los recursos convenientes orientados a persuadir al lector. 

Características del texto argumentativo 

Ya estamos un paso más adelante: sabemos cómo se define un texto argumentativo y cuáles son sus tipos o géneros discursivos. Ahora sigamos con algunas de sus características.

El texto argumentativo posee una estructura general. Esta consta de una introducción, un desarrollo y una conclusión. Es importante que siempre que elaboremos uno sigamos el orden de los factores, ¡ya que esto sí puede alterar el producto! Veamos ahora en qué consiste cada una de estas partes.

Introducción

Como ya habíamos adelantado, en la introducción presentaremos el tema o asunto a tratar a lo largo del texto y la postura que defenderemos al respecto. Para seleccionar el tema, es fundamental recortar y especificar “cuál es el sector de la realidad que se va a cuestionar” (Ibáñez et al., 2007). También podemos definir el asunto como el “tópico del discurso” (Ibáñez et al., 2007), entendiendo el discurso en su acepción más general.

Desarrollo

En el desarrollo, nos encargaremos de la argumentación propiamente dicha. En este sentido, deberemos prestar especial atención a la forma en que expongamos el o los argumentos, ya que es la parte principal de nuestro texto. Generalmente el desarrollo es la sección más extensa, por lo que es importante construir varios párrafos. Lo ideal sería que cada argumento que usemos constituya un párrafo aparte. Así, nos aseguraremos de que cada uno sea coherente en sí mismo y no mezclemos información. 

Conclusión

La conclusión es el desenlace o último segmento del texto. En esta, se retomará la tesis central de todo el trabajo. Puede agregarse alguna impresión que permita reforzar lo que hemos expuesto hasta el momento. Con ella, además, podemos generar la adhesión final del lector. Es decir, alcanzar el objetivo que nos hemos propuesto desde el inicio. 

Sin embargo, en relación con esta última consideración, hay que señalar que nuestra argumentación puede tratarse de una disertación objetiva. En estos casos, el autor no se identifica con el lector. Por lo que los argumentos se presentarán de manera impersonal. Fermín sostiene que “esto confiere al texto la sensación de imparcialidad, aún [sic] cuando la opinión del autor está siendo expresada” (Fermín, 2019). 

Tipos de argumentos

Recordemos, entonces, que el fin principal del texto argumentativo es convencer. Para concretarlo, “el emisor hará uso de diferentes recursos que apoyen sus ideas, como datos precisos, pruebas e hipótesis, razonamientos lógicos que permitan llegar al conocimiento por la vía de la veracidad” (Cabrera González, 2011, p. 5). 

Así, el emisor puede utilizar una serie de argumentos para interpelar al receptor. Enumeramos a continuación los tipos de argumentos según Cabrera González (2011):

  1. Argumento analógico: establece relación de semejanza entre lo que se argumenta y otro hecho. De esta manera, facilitaremos la comprensión del destinatario.
  2. Argumento mediante ejemplos: se remite a la ejemplificación para extraer una regla general.
  3. Argumento de autoridad: este tipo de argumento es muy utilizado en el campo académico. Consiste en reproducir la opinión de otro autor prestigioso y legitimado en el área de estudios específica. El autor se basa en ella para presentar la suya. 
  4. Argumento de presunción: se sostiene en ideas relacionadas al principio de verosimilitud. 
  5. Argumento de probabilidades: es el tipo de argumento más científico. Esto es así porque se apoya en datos estadísticos o el cálculo de probabilidades. Es decir, se sustenta sobre bases reales.

👉 Si quieres conocer qué otros tipos de textos existen, consulta este artículo.

Ejemplo de texto argumentativo

Como ya te explicamos anteriormente, los textos argumentativos son más comunes de lo que creemos. Por lo tanto, los ejemplos de texto argumentativo se encuentran a la orden del día. Sin embargo, a continuación, te damos un ejemplo de texto argumentativo para que puedas advertir la estructura que detallamos anteriormente. Toma nota:

Como muchas cosas de nuestro mundo moderno, la existencia de internet cambió las cosas para siempre y marcó un antes y un después en nuestra manera de comprar, vender, trabajar, conocer gente e incluso de comprender el mundo. En general, internet le introdujo al mundo más rapidez, más agilidad y un alcance nunca antes visto en las comunicaciones humanas, pero también trajo consigo problemas que antes tenían más fácil solución o que, peor aún, no existían en absoluto. Aun así, en las siguientes líneas trataremos de demostrar que sus beneficios superan, con creces, a sus inconvenientes.

Comencemos, como se estila, por el principio. Internet es una red informática de inmenso alcance, capaz de vincular terminales ubicadas en extremos opuestos del mundo entero, a través de un conjunto de protocolos comunes. Dicho de otro modo, se trata de la red de redes de computadoras, tan vasta y veloz que es capaz de comunicar a las personas a lo largo de gigantescas distancias. Y esa, de por sí, es ya una enorme virtud: gracias a internet el ancho mundo se puso un poco más a nuestro alcance.

Referencias bibliográficas

Cabrera González, A. C. (2011). Un contenido significativo para el contexto de las ciencias técnicas: el texto argumentativo. Ingeniería Mecánica 14 (1), pp. 1-12. http://scielo.sld.cu/pdf/im/v14n1/im01111.pdf 

Fermín, J. (2019, 11 de febrero). ¿Qué son los textos argumentativos y cuál es su estructura? 4 ejemplos para inspirarte a hacer el tuyo. Rockcontent. https://rockcontent.com/es/blog/textos-argumentativos/ 

Ibáñez, E.; Tagliabue, R. y Zangaro, M. (2007). Investigar para saber. Saber para escribir. TEMAS UADE. https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/blog/docentes/trabajos/43212_167435.pdf 

“Texto Argumentativo sobre Internet”. Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/texto-argumentativo-sobre-internet/.

¿Tienes problemas con tu texto argumentativo o tu trabajo de investigación? 

Esperamos que esta guía te haya sido de gran ayuda para que puedas materializar tu trabajo y por fin cumplir tu sueño: obtener un título universitario. ¿Todavía tienes dudas o problemas para encarar tu texto argumentativo? Escribir una tesis implica que puedas hacer uno original y de calidad. Si todavía no sabes cómo, no te estreses. Estamos para acompañarte. 

En Tesis y Máster somos especialistas en asesoría y redacción académica. Nuestro equipo de profesionales abarca una multiplicidad de áreas de estudio. Además, ofrecemos el mejor servicio antiplagio: Turnitin. Con los informes que elaboramos para cada entrega, tienes la garantía de que tu investigación sea única y libre de plagio. Te aseguramos 100% de confidencialidad. 

¡Pedí tu presupuesto sin cargo!

Rellena el siguiente formulario y un asesor idóneo para tu proyecto se contactará a la brevedad. También, puedes comunicarte por WhatsApp si aún tienes consultas. No te quedes con la duda, ¡escríbenos!

 

 






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Tendencias

Descarga tu cronograma universitario







Abrir chat
Tesis y Másters México
Hola ✌🏾 ¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico? ¡Somos tu solución!