Contáctanos

qué es un argumento

¿Qué es un argumento?  

Saber argumentar es la base de todo texto académico. Por eso, si estás redactando tu tesis o tu proyecto de investigación, es esencial que sepas qué es un argumento, de qué sirven y qué tipos existen. Quédate leyendo si quieres saber más sobre este tema clave para la escritura académica.

 👉 También te puede interesar: Te explicamos qué es una antítesis con ejemplos.

Definición de argumento

Según la RAE, un argumento es un “razonamiento para probar o demostrar una proposición, o para convencer de lo que se afirma o se niega”.

En este sentido, se dice que un argumento es bueno cuando convence o persuade al interlocutor, haciéndolo, en el mejor de los casos, cambiar de opinión. Un texto argumentativo busca defender una postura dando un sustento fundamentado, consistente, creíble y coherente.

En una tesis, en una tesina, en un proyecto de investigación o en un ensayo, es elemental saber argumentar. Por ejemplo, si tú estás defendiendo una hipótesis en tu trabajo, tienes que preguntarte: ¿de qué manera convenceré a mis lectores de que estoy en lo cierto?

Así, existen diferentes tipos de argumentos según cuándo y dónde se los utilice. Es importante destacar, además, que la acción de argumentar se da en todos los ámbitos, no solo en el escrito. Continuamente, en la oralidad se debaten opiniones y se intenta convencer a otras personas de nuestras ideas.

Dar argumentos a favor de una tesis, por ejemplo, es intentar verificarla aportando pruebas. Para eso, existen diversos recursos argumentativos, estrategias discursivas y tipos de argumentos que ayudarán a que el emisor del mensaje tenga éxito en su tarea.

Como es evidente, un texto argumentativo siempre supone un interlocutor, que es con quien se discute. El escritor, mientras escribe, se imagina a ese receptor que refuta sus ideas. Por eso, se adelanta a las posibles objeciones e intenta construir argumentos sólidos y fuertes.

¿Qué tipos de argumentos hay?

Cuando ya sabes qué ideas y qué contenido utilizarás para defender tu postura, tienes que pensar de qué manera conviene expresarlo. Es decir, cuál es la forma más eficaz de transmitirlo para alcanzar tu objetivo.

Tipos de argumentos:

  • Analogía: se trata del argumento que busca establecer una relación de semejanza entre dos premisas para, después, concluir en que la premisa que se quiere defender es similar y se incluye en las anteriores.
  • Ejemplificación: es aquel que, a través de ejemplos, quiere afirmar la postura o negar alguna contrapostura.
  • Experiencia: se defiende o rechaza alguna idea mediante situaciones o experiencias del escritor.
  • Autoridad: este argumento es muy utilizado en los textos académicos. Se trata de defender una opinión sustentándola con la de alguien que es un referente en la disciplina. Esto otorga seriedad y formalidad a la opinión del escritor, debido a que se adhiere a la postura de alguien importante y destacado. Por ejemplo: “Según la Organización Mundial de la Salud, en Centroamérica muere un niño por desnutrición cada 24 horas”. Es muy común citar de manera directa al referente.
  • Argumento deductivo: se busca la inferencia de la conclusión a partir de unas premisas generales. Es decir, se va de lo general a lo particular.
  • Argumento de hecho: se intenta demostrar la opinión a través de hechos observables.
  • Por definición: se define un concepto o un hecho con el fin de darles un sustento objetivo.



Más tipos de argumentos

  • Contraejemplo: es un argumento muy importante, puesto que incluye las posibles refutaciones a la opinión que se quiere defender. Se comienza presentando un ejemplo o una idea que contradice a la hipótesis sostenida en el texto argumentativo. Después, mediante técnicas argumentativas, se lo refuta indicando por qué ese argumento es falso. Esta es una forma de prevenir las futuras objeciones.
  • Argumento de causa-consecuencia: se presentan las causas y las consecuencias de un hecho con el fin de demostrar su vínculo.
  • Ironía: este recurso es más arriesgado, puesto que debe suponer que el lector comprenderá el sentido de lo que se dice. Se trata de dar una idea opuesta a la que se defiende con un tono particular mediante el cual el lector comprende que es mentira. Es más frecuente en los argumentos de la oralidad.
  • Argumento por concesión: en este caso, se acepta momentáneamente un pensamiento opuesto con el fin posterior de demostrar que esa postura es incompleta o no del todo válida.
  • Preguntas retóricas: se formula en el formato de una pregunta una información que el emisor del mensaje ya conoce. El lector espera la respuesta en el mismo texto.
  • Cifras o datos estadísticos: se trata de dar consistencia y fundamento a una idea mediante números objetivos.
  • Argumento de reformulación: con el fin de insistir sobre algún punto central o que quede más claro un concepto, se repite de diferentes maneras una idea particular. Suelen utilizarse conectores como: es decir, en otras palabras, o sea, dicho de otra manera, etc.
  • Argumento inductivo. Se parte de premisas particulares para inducir al lector a conclusiones más generales. Se explica que una característica de las primeras, también se aplica a otras más generales. Va de lo particular a lo general.

Modos de apelación

Mediante los argumentos anteriores, podrás elegir cuál es la mejor forma para conmover a tu público. En ese sentido, podemos hablar de diferentes maneras a través de las cuales apelamos al interlocutor.

  • Apelar a la emoción: son aquellos argumentos que pretenden conmover emocionalmente al interlocutor. Se suele recurrir a creencias o a situaciones emotivas que se estima que una buena parte de los lectores ha vivido. Por ejemplo: “quienes son padres, entenderán el temor que se siente cuando tu hijo está en riesgo”.
  • Apelar a la razón: en este caso, se busca que el lector cambie su manera de pensar utilizando razonamientos lógicos. Las conclusiones se desprenden de manera lógica de las premisas.

¿Cómo funcionan los argumentos en un proyecto de investigación?

En un trabajo de investigación también se utilizan múltiples argumentos para validar una tesis. Así, una investigación de campo, al recopilar la información, está buscando argumentos para defender una hipótesis. En este sentido, recabar información es buscar argumentos que comprueben y verifiquen una idea.

Por eso, métodos de investigación como las entrevistas, las encuestas, los estudios focales, los grupos de discusión, etc., buscan obtener una información que les sirva a los fines de los objetivos planteados en la investigación. Cuando se interpretan estos datos recabados, también se utilizan argumentos. Si se ha obtenido una estadística que demuestra la validez de una idea, se utilizará, probablemente, un argumento con cifras y datos estadísticos.

Sucede lo mismo en una investigación teórica. Las fuentes bibliográficas consultadas junto con las bases teóricas están orientadas a defender una hipótesis y dotarla de consistencia y coherencia. En cierta medida, se elige el marco teórico adecuado y conveniente para defender una tesis.

Hemos llegado al final y esperamos que esta información te sirva para argumentar tus proyectos académicos. Debes saber que, si necesitas ayuda con eso, puedes contar con nosotros. A continuación, te contaremos qué podemos hacer por ti

¿Necesitas ayuda para fundamentar tus trabajos?

En Tesis y Másters sabemos que defender una hipótesis no es una tarea sencilla. Por eso, si necesitas ayuda, escríbenos y te brindaremos el acompañamiento que necesites.

Para eso contamos con especialistas en todas las disciplinas. De esta manera, te asignaremos al profesional más competente en tu área para que te ayude con tu texto argumentativo o con las dificultades que te surjan en tus trabajos académicos.

En este sentido, podemos brindarte asesorías académicas para lograr una argumentación por tu propia cuenta o, si lo prefieres, podemos redactar tu proyecto para ti. Ofrecemos un servicio confidencial y seguro. Además, tu trabajo será 100% original y estará libre de plagio, certificado por el mejor detector del mundo: Turnitin.

¿Quieres saber qué más podemos hacer por ti? ¡Sigue leyendo!

Contáctanos y obtén más información

Rellena el formulario o envíanos un WhatsApp y nos comunicaremos contigo para saber qué tipo de problema necesitas resolver. Con la información que nos brindes, elaboraremos un camino para ayudarte a cumplir tus metas académicas, junto a su correspondiente presupuesto sin cargo.

¿Quieres superar los obstáculos de la universidad y graduarte? Entonces, ¡contáctanos ahora!

 

 






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Tendencias

Descarga tu cronograma universitario







Abrir chat
Tesis y Másters México
Hola ✌🏾 ¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico? ¡Somos tu solución!