Contáctanos

datos cuantitativos

¿Qué son los datos cuantitativos? 

A la hora de realizar una investigación, ciertas disciplinas exigen que presentes un análisis de datos cuantitativos. ¿Debes realizar un trabajo de este tipo, pero no sabes qué tipo de información se espera que presentes? ¡Sigue leyendo! Te explicaremos, con ejemplos, qué son los datos cuantitativos y cómo incorporarlos en tus trabajos universitarios.

Datos cuantitativos: una definición

Ejemplo de datos cuantitativos es todo aquel tipo de información cuantificable que pueda ser medida. Dicho de otra forma, cualquier cosa que pueda expresarse de manera numérica y ser contada, de ahí el uso de “cuantitativos”. De estos datos se obtiene, a partir de la aplicación de una metodología guiada, información de carácter empírico.

¿Por qué se cuantifican los datos que se han obtenido? Pues porque esto permite contemplar el panorama de una situación específica. De esto, se desprende el que los datos cuantitativos puedan usarse para verificar la hipótesis que guía una investigación, o para encontrar soluciones a problemas concretos.

Las investigaciones de índole cuantitativa son, precisamente, aquellas que se cimientan y generan datos estadísticos o numéricos. Sus objetivos, preguntas e hipótesis requieren de información cuantificada.

Así, en este tipo de investigaciones se cuantifican elementos y fenómenos tan diversos como: comportamientos, opiniones, frecuencias de sucesos, rasgos físicos, años, cantidades, entre otros.

Aparte de estos ejemplos, datos cuantitativos para una investigación pueden ser todas las variantes que se consideren en virtud de un objeto de estudio previamente definido.

Los datos cuantitativos, entonces, se conforman como la base y el soporte de cualquier análisis estadístico, de mediciones, de cantidades, de porcentajes, en fin, de cuantificaciones

Recuerda que estos son datos que, aparte de medirse y contarse, pueden ser verificados. De más está decir que los datos cuantitativos, independientemente que sean continuos o discretos, siempre son estructurados. Si buscas datos concretos y numéricos, entonces, los datos cuantitativos son los que debes procurar recopilar.

¿Cómo recolectar datos cuantitativos?

Los datos cuantitativos pueden recuperarse a partir de encuestas, estadísticas, censos, entre otras diversas fuentes. En todo caso, dentro de una investigación debe seleccionarse una metodología en particular para la recaudación y el análisis de datos cuantitativos, y respetársela.

Como principal método de recolección de estos datos son las encuestas, de las cuales hay numerosos y diversos tipos. Las encuestas realizadas a través de las redes sociales son, por ejemplo, una de las mejores opciones que pueden encontrarse en la actualidad. 

Esto es así porque posibilita que el número de la muestra sea mayor. Asimismo, asegura resultados más sinceros gracias al anonimato de la web o por la mediación de pantallas. Por otra parte, de este modo ya tendrás digitalizada la información recolectada, lo que facilitará el posterior análisis de los datos cuantitativos. 

Las encuestas digitales o en línea te permitirán conocer una gran diversidad de opiniones y actitudes de las personas encuestadas que se conformen como la muestra de estudio. Por lo tanto, también debes valorar estas cuestiones para que el margen de error sea mínimo y tu investigación tenga éxito.

Tipos de datos cuantitativos

A continuación, te expondremos algunos ejemplos de los tipos de datos cuantitativos más comunes, que se obtienen a la hora de realizar una investigación de este tipo.  

Datos cuantitativos continuos 

Este tipo de datos cuantitativos hacen referencia a un flujo de valores posibles de la o las variables a estudiar. 

No implican siempre valores enteros, aunque, frecuentemente, se opta por redondearlos o reducirlos a números enteros (por aproximación) para una lectura optimizada. Es decir, los datos cuantitativos continuos no se numeran por unidades indivisibles, sino que se miden.

Ejemplo de estos datos cuantitativos es la altura de una persona. Dado que los metros se dividen en centímetros o milímetros, tales datos se tomarán como continuos.

Un segundo ejemplo de datos cuantitativos continuos es la edad, pues puedes medirla en días, meses, años, bimestres, etcétera. 

En ocasiones, para facilitar el análisis de datos cuantitativos (por iniciativa o convención) se los agrupa por categorías, rangos o umbrales, según los valores obtenidos.




Datos cuantitativos discretos 

Los datos cuantitativos discretos, al contrario que los continuos, son unidades enteras que se enumeran y no se miden.

Un ejemplo de este tipo de datos cuantitativos es la cantidad de habitantes de un país. Se consideran datos discretos, justamente, porque se cuentan y no son divisibles. Es decir, una pareja no puede tener 3,2 hijos o que haya 1,7 miembros de la unidad familiar que trabajen. 

Además, los datos cuantitativos discretos pueden ser elecciones categóricas, donde no hay un punto medio. Ejemplos de estos datos serían las respuestas a encuestas que se respondan con “sí” o “no” en vez de, por ejemplo, escalas del 1 al 10.

Análisis de datos cuantitativos 

Como ya hemos dicho, los datos cuantitativos hacen confiable un trabajo y se configuran como su soporte. Además, permiten una mejor toma de decisiones para futuras líneas de investigación. 

Sin embargo, para que puedan servir a este fin, deben haber sido analizados previamente. Por lo tanto, el análisis es una instancia sumamente fundamental para la investigación

El análisis de los datos cuantitativos se relaciona con las variables y valores promedio de los datos que se recuperan de la información obtenida por la muestra de estudio. Puede realizarse a partir de comparaciones estadísticas o numéricas, por ejemplo. 

Una vez que los datos cuantitativos estén analizados, mantendrán centrado el rumbo del trabajo. En ellos hay que basarse para verificar si la hipótesis planteada se ha corroborado o no. 

Cómo presentar el análisis de los datos

A fin de que la comprensión de los datos cuantitativos y de su análisis sea más sencilla para los lectores, es óptimo que puedan graficarse

Puede ser con barras, líneas, vectores, gráficos de torta, entre otros tipos de representaciones. La elección de cada medio depende del tipo de datos y de lo que se busque representar con ellos.

Ejemplo de datos cuantitativos volcados en gráficos es el uso de líneas ascendentes, descendentes o quebradas para ilustrar tendencias de alza o baja de valores. La utilización de gráficos de torta y barra para simbolizar el porcentaje de votantes de distintos partidos políticos es, también, un ejemplo de datos cuantitativos representados gráficamente.

Para armar los distintos tipos de gráfico será imprescindible que haya un trabajo previo sobre los datos que se pasan a ellos. No hace falta que sea muy profundo, pero sí suficiente para garantizar que la representación gráfica sea correcta. Luego, con el soporte visual, se podrá ahondar en el análisis de los datos cuantitativos, en tanto es una representación más directa que un conjunto de cifras.

Cómo organizar los datos cuantitativos en tus trabajos 

Cuando incluyas datos cuantitativos (analizados o no) en tus proyectos universitarios, deberás cuidar su organización

Una de las mejores maneras de organizar los datos cuantitativos suele ser en hojas de cálculo (si utilizas Microsoft Excel, sabrás de lo que hablo). Además, existen muchas plataformas y programas que permiten analizarlos, como el SPSS.

También es necesario que corrobores que las personas interesadas en la investigación que estés realizando puedan acceder a la base de los datos en crudo. 

Los datos “en crudo” normalmente suelen colocarse en los anexos de los trabajos académicos. En el cuerpo de la investigación, por lo general, se procede con el análisis de los datos cuantitativos y se colocan, brevemente, sus resultados

¿La cuantificación no es lo tuyo? ¡Te ayudamos!

Hay momentos en los que los números no pueden eludirse. Uno es la escuela, el otro, tu tesis. Nos guste o no, los datos cuantitativos hacen mucho a la hora de sustentar el proyecto de investigación que toda tesis es. Por lo tanto, a menos que tu carrera te permita realizar un estudio cualitativo, la redacción de tu tesis probablemente te confrontará con la cuantificación.

Claro que trabajar con datos cuantitativos va mucho más allá de tomar un montón de números con menos o más sentido. Es también diseñar una encuesta, conseguir respuestas y analizarlas para llegar a resultados que explicarás a tu público lector a través de gráficos y palabras. Y todo eso es solo una parte de tu tesis.

Posiblemente ya te esperabas que fuera complicado hacer ese proyecto de investigación antes de graduarte, pero ¿tan difícil? Si tu tesis te tiene tan conflictuado que incluso cada tanto piensas en abandonarla (o si quieres evitar llegar a este punto) ¡podemos ayudarte!

Somos Tesis y Másters, una agencia de redacción y corrección de trabajos académicos. Nuestra oferta comprende la realización de tesis, monografías, ensayos y artículos científicos desde cualquier instancia en la que el proyecto se encuentre. Brindamos, también, tutorías individualizadas.

Contamos con un equipo de más de 500 profesionales especializados en temáticas diversas (la de tu tesis entre ellas) y en la redacción académica. Ofrecemos un servicio de calidad y adaptable a tus necesidades. ¡Más de 5 años de experiencia nos respaldan! 

La originalidad de nuestros proyectos está garantizada a través del uso de Turnitin, uno de los mejores softwares de control de plagio que pueden encontrarse. Además, trabajamos por entregas, de manera que puedas ser parte de cada avance que se realice e implementar las correcciones que creas necesarias.

¡Ponte en contacto con nosotros!

Si tienes alguna duda acerca de nuestros servicios que te gustaría resolver, puedes hacerlo comunicándote con uno de nuestros asesores a través de WhatsApp. De este modo, seremos capaces de responderte con rapidez.

¿Tu presupuesto? ¡Utiliza el formulario!

En Tesis y Másters contamos con presupuestos personalizados, adaptados a las necesidades de cada proyecto. ¿Te gustaría conocer el de tu trabajo? Entonces lo único que debes hacer es completar con tus datos el formulario que verás a continuación. Agrega también, en los comentarios, los detalles de las exigencias de tus proyectos. Uno de nuestros asesores te contactará para cotizar un servicio ajustado a tus requisitos y para responder todas las preguntas que puedan surgir.

 

 






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Tendencias

Descarga tu cronograma universitario







Abrir chat
Tesis y Másters México
Hola ✌🏾 ¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico? ¡Somos tu solución!