Contáctanos

hábitos de estudio

¿Qué son los hábitos de estudio y cómo aprovecharlos?

El primer paso para mejorar el rendimiento académico tiene que ver sin dudas con la generación de buenos hábitos de estudio. Es por esta razón que, en este artículo, te mostraremos algunas estrategias para mejorar tu estudio y que el hábito se vuelva una costumbre. Sin más que agregar, ¡comencemos!

👉 También te puede interesar: Todo lo que tienes que saber sobre los sustantivos.

¿Qué es un hábito de estudio?

Empecemos primero por definir qué es un hábito de estudio para luego entrar de lleno con las estrategias. Un hábito de estudio es un conjunto de acciones y decisiones que se deben tomar a diario para conformar un hábito como tal. Estas acciones tienen que ver con la repetición de técnicas y rutinas que permitan afianzar los conocimientos en las personas a través de su esfuerzo.

Cabe destacar que, así como otros hábitos, el de estudio puede generarse con mayor o menor facilidad dependiendo de cada estudiante. Es por eso que las famosas técnicas de estudio son mayormente incorporadas por algunas personas y por otras no tanto.

Siguiendo esta línea, si prestamos atención, en la vida nos encontramos con estudiantes que estudian cantando, otros que leen escuchando música, otros que estudian en voz alta, etcétera. Esto último describe el panorama general en cuanto a la diversidad de técnicas de estudio existentes.

Es por esta razón que siempre se recomienda a los estudiantes que primero conozcan sus propias habilidades y/o facilidades para estudiar. Dicho esto, en el siguiente apartado contaremos las estrategias para generar hábitos de estudio con ejemplos.

Hábitos de estudio: estrategias para mejorarlos

Ahora que ya conoces algunas particularidades de los hábitos de estudio, pasemos a explicar algunas estrategias útiles para mejorarlos. A continuación, te mostramos una lista de buenas estrategias para mejorar los hábitos de estudio, con ejemplos.

1. Ser organizado con los tiempos

En primer lugar, es necesario remarcar como estrategia la importancia de ser organizado y ordenado con los tiempos. Como cualquier actividad, estudiar lleva tiempo. A algunas personas les lleva más tiempo registrar los conocimientos a partir de la lectura y a otros menos, por lo que esta organización dependerá de cada estudiante.

Continuando con este primer ejemplo para generar hábitos de estudio te recomendamos que revises tu agenda semanal para identificar la cantidad de tiempo libre del cual dispones. Una vez esclarecido esto podrás fijarte objetivos semanales para estudiar una cierta cantidad de horas teniendo en cuenta las demás actividades de la semana. De esta manera, será más fácil poder crear hábitos de estudio a lo largo de todo un mes, incluso de todo un año.

2. Fijar objetivos reales

En segundo lugar, te recomendamos que puedas fijar objetivos reales. Anteriormente mencionamos que había que ser organizado con los tiempos y esclarecer la cantidad de tiempo libre disponible para estudiar. A partir de esto viene el segundo ejemplo para mejorar los hábitos de estudio que es fijar objetivos reales en ese tiempo disponible para estudiar. De esta manera, si cuentas con dos horas diarias, deberás fijar objetivos para esas dos horas. Para esto, te recomendamos que te concentres en el contenido que puedes estudiar en ese tiempo concreto.

3. Organizar el área de estudio

Como tercera estrategia para generar hábitos de estudio te recomendamos que organices tu área de estudio. Esto parece una pequeñez, pero no lo es. Es verdad que el orden y la prolijidad afectan más a algunas personas que a otras, pero si logras ser organizado con tu espacio, seguramente podrás mejorar. A partir de esto, intenta despejar el espacio de todos los elementos que puedan generar distracción. Además, trata de no llenar tu escritorio con hojas y apuntes que no vas a leer en ese momento. Concéntrate solamente en un material de estudio por período de lectura.

4. Utiliza esquemas y mapas conceptuales

Llegados al cuarto punto, te recomendamos que uses esquemas y mapas conceptuales como técnica para mejorar tus hábitos de estudio. Estas herramientas visuales pueden ser de gran ayuda para afianzar conocimientos. Además, puede ser un gran recurso para variar las técnicas de estudio y que el tiempo de lectura no se vuelva tan monótono.

5. Evitar las distracciones como hábito de estudio

Por último, te recomendamos que reduzcas al máximo las distracciones. Sabemos que esto hoy en día no es sencillo, ya que, continuamente estamos atravesados por la tecnología y los elementos distractores en general. Es por eso que te recomendamos que intentes alejar los factores que te generen distracción en los períodos de estudio. Para eso puedes dividir el tiempo en bloques de estudio y pausas de descanso. En las pausas de descanso puedes aprovechar para distraerte por un momento y luego volver a concentrarte en el hábito de estudio.




6. Subrayar la información más importante es un gran hábito de estudio

Este es otro clásico de los ejemplos de hábitos de estudio exitosos. Subrayar textos y realizar apuntes te permite resaltar visualmente la información más valiosa o que te es más útil de un texto. También es de gran ayuda gracias a que si días, semanas o incluso años después regresas a esos textos, el subrayado te señala dónde está la información más importante, sin necesidad de volver a leer todo.

7. Realiza mapas conceptuales, diagramas, dibujos o canciones

Como se mencionó antes, el éxito de todas las técnicas de estudio depende del tipo de personalidad de cada estudiante, no son universales. Hay personas a las que se les facilita realizar mapas conceptuales para estudiar semejanzas y diferencias de los temas vistos, otros prefieren realizar diagramas o dibujos para estudiar visualmente, y también hay personas más musicales a las que se les facilita adquirir información mediante melodías. Si aún no conoces qué técnica va mejor contigo prueba con todas hasta llegar a la que más te ayude a ti.

8. Evita memorizar, prioriza el entendimiento

Antes de memorizar la información, es necesario entenderla. Si solo se memoriza para repetirla en el examen, no se logra un aprendizaje claro. Por ejemplo, en lugar de memorizar listas de verbos irregulares en inglés y sus conjugaciones, es importante comprender cuáles son sus características, diferenciar entre verbos de uso diario con otros que casi no se usan en contextos informales, etc.

9. Preguntar: uno de los mejores hábitos de estudio

Uno de los hábitos de estudio que funciona para absolutamente todas las personas es preguntar ante la duda. Ya sea a tu maestro o a tus compañeros si estás en una escuela o curso con otras personas, o pregunta en foros y redes sociales si estudias por tu cuenta.

Evita quedarte con dudas y quítate el miedo a quedar en ridículo “por no saber”, pues todo conocimiento nace por una pregunta. También es recomendable que, además de preguntar, discutas tus nuevos conocimientos con otras personas para que los pongas en práctica. 

10. Apasiónate por lo que estudias

Es necesario que la curiosidad por conocer cosas nuevas nunca se te termine. Si bien puede haber temas o materias que se te dificulten, encontrarles el lado que conecte con tus gustos te permite que el aprendizaje sea algo más que información para salir bien en un examen. Por ejemplo, si estudias inglés y odias la habilidad de reading, busca libros o textos en inglés sobre temas que te gusten, ya sean los videojuegos, las películas o cualquier cosa que leerías en español por gusto.

 

Hemos llegado al final del artículo y esperamos que estos 10 ejemplos de hábitos de estudio te ayuden a progresar en tu carrera universitaria. Sin embargo, si esto no ocurre, tenemos algo que te interesará. Sigue leyendo y entérate de qué se trata.

¿Te ayudamos con tus proyectos académicos?

En Tesis y Másters podemos ayudarte con la investigación y la redacción de todos tus proyectos y trabajos académicos. Nos especializamos en la elaboración y escritura de tesis, tesinas, monografías y ensayos. Y para ello, contamos con un enorme equipo de expertos conformado por profesionales de diferentes áreas de estudio.

Es por esa razón que podemos asignar tus escritos a una persona especializada en tu carrera, haciendo que el servicio sea personalizado. Además, nos adaptamos a tu calendario académico para realizar entregas cada vez que lo necesites. Te garantizamos calidad y originalidad en cada proyecto haciendo un análisis en Turnitin antes de entregártelo.

Si quieres saber más, ¡contáctanos! Te diremos cómo hacerlo a continuación.

Pide tu presupuesto, es gratis.

Para terminar, solamente tienes que enviarnos un WhatsApp o completar el siguiente formulario con tus datos, un medio de contacto y el tipo de trabajo que necesitas. Uno de nuestros asesores se comunicará a la brevedad para brindarte un presupuesto a tu medida y sin cargo.

¡Contáctanos ahora y te ayudaremos a cumplir con todas tus metas académicas!

 

 






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Tendencias

Descarga tu cronograma universitario







Abrir chat
Tesis y Másters México
Hola ✌🏾 ¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico? ¡Somos tu solución!