Contáctanos

qué es un texto monográfico

Texto monográfico: Qué es y para qué sirve

Cuando empezaste a formar parte del ámbito académico sin duda te enfrentaste con una avalancha de tipos textuales, cuya existencia nunca habías sospechado. Quizás sepas qué es una tesis y qué, un ensayo, pero ¿sabes qué es un texto monográfico y para qué sirve? Si la respuesta es no, lee este post para cambiarla a “sí”. ¡Encontrarás aquí todo lo que necesitas conocer!

¿Texto monográfico? ¡Te lo definimos!

Vamos al grano: el texto monográfico es un tipo discursivo que busca explicar de la manera más exhaustiva posible un tema en particular. En otras palabras, el autor investiga en profundidad sobre un área muy específica de conocimiento y presenta sus análisis y resultados.

Un texto monográfico es, por lo tanto, un proyecto de investigación. Por lo general, tiene un solo autor, aunque, en ocasiones, también puede ser un trabajo en conjunto. Se espera que el trabajo agote el tema estudiado. En consecuencia, la recopilación de información es una instancia fundamental a la hora de elaborar un texto monográfico. Por ejemplo, hay que recurrir a varias fuentes de consulta que sean reconocidas y fidedignas.

¿Cuál es la estructura de un texto monográfico?

Para organizar su contenido, los textos monográficos deben seguir una estructura fija, que consta de las siguientes partes:

  • Una portada, con información acerca del autor y el tema del trabajo, junto con los datos requeridos por cada institución (por ejemplo, año y carrera).
  • La dedicatoria, agradecimientos o epígrafes (aunque esta sección suele ser opcional).
  • El índice del texto monográfico. Esta es una tabla de contenidos con los títulos principales y secundarios de cada segmento del proyecto con sus respectivos números de página.
  • La introducción del trabajo. Presentación del tema y puesta en contexto del lector. Es decir, la idea es brindar la información necesaria para que se comprenda el texto a leer. También es posible adelantar las bases teóricas que se analizarán más adelante.
  • El desarrollo del proyecto. Este segmento es el cuerpo principal del texto monográfico. Aquí se detalla la información investigada.
  • Conclusión del trabajo. Recopilación y síntesis de lo desarrollado, en la que se enfatiza sobre los puntos claves.
  • Una lista de referencias y/o bibliografía. Tal sección debe estar presentada siguiendo alguna normativa de estilo (APA, Vancouver, Chicago, etcétera.). Su objetivo es que los lectores puedan recuperar con facilidad las fuentes del trabajo.
  • Apéndices y anexos. Este es otro segmento opcional. Se incluye solo en el caso de que se hayan utilizado imágenes, gráficos, tablas, entre otros elementos audiovisuales. Es decir, material complementario que no se incluyó en el desarrollo.

Tipos de textos monográficos

Este formato textual se subdivide, a su vez, en tres tipos de escritos. Estos son:

  • De compilación. Estos textos monográficos sirven para reunir de manera sintética la bibliografía existente sobre el tema del trabajo monográfico. Se asimila, en este sentido, a una investigación bibliográfica. Nada de esto quita que el autor pueda aportar nueva información para el estudio del tema. 
  • De investigación. Para esta modalidad de texto monográfico, se trata de llevar a cabo una investigación que, en la mayoría de los casos, pertenece al ámbito científico. Luego de hacerla, se presenta el proceso del trabajo realizado, las etapas de investigación, los resultados y las conclusiones.
  • De análisis experimental. En este tipo de texto monográfico se exponen los resultados alcanzados a través de un estudio de tipo experimental. Con este fin, se deberá, además, explicar la experiencia realizada y el proyecto general en el que se enmarca.

Para qué puede servir un texto monográfico

Un texto de tipo monográfico tiene utilidades diversas, dependiendo de a quién se oriente, quién sea su autor o en qué contexto se realice.




Textos monográficos en la universidad

No son pocas las instituciones académicas que exigen a sus alumnos que redacten textos monográficos. Si eres uno de esos alumnos sin duda te habrás preguntado (con una pizca de desesperación por qué. Pues bien, porque al escribir uno de estos textos el estudiante demuestra varias habilidades:

  • Su capacidad de síntesis. Es decir, que se sabe cómo extraer la información más importante de cada texto.
  • La habilidad para relacionar los materiales trabajados y señalar similitudes y diferencias entre los textos que se analicen.
  • Su aptitud para llevar adelante el análisis de los contenidos.
  • La destreza para hallar y recurrir a fuentes adecuadas de información. 
  • El conocimiento de la metodología de una investigación. Es decir, si el alumno puede formular objetivos, preguntas de investigación, conclusiones, hipótesis, métodos de recopilación de contenidos, etc.
  • Que es capaz de realizar una correcta aplicación de las normativas de citación y referencia.
  • Su habilidad para la escritura académica.

Por todos estos motivos, resulta útil para los profesores evaluar a sus estudiantes a partir de los textos monográficos. Por supuesto que las dificultades y los requerimientos de cada trabajo dependen del nivel universitario en el que el alumno esté. En este sentido, no se espera lo mismo de un trabajo monográfico de grado, de postgrado o de un trabajo de doctorado.

El investigador y el tipo textual monográfico

Los textos monográficos son un formato discursivo conveniente para los autores que buscan plasmar sus investigaciones, así como experimentos o experiencias en su área de estudio. 

También resulta útil para aquellos académicos que quieran interrelacionar obras bibliográficas que traten sobre el mismo tema. Es decir, que tengan la intención de establecer una comunicación entre textos que hayan leído. El descubrimiento de nuevas relaciones entre las obras, propicia nuevas ideas e hipótesis y favorece la realización de trabajos interdisciplinarios.

Practicar la redacción con textos monográficos

Escribir un texto monográfico es una excelente práctica de escritura académica. Así, la producción de estos textos es una buena manera de ir preparando al estudiante para cuando tenga que realizar trabajos de más extensión.

Por lo tanto, cuando te preguntes para qué te sirve hacer un texto monográfico, piensa en la tesis o tesina con la que te graduarás.

¿Publicar?

La carrera académica de la mayoría de los profesionales se enriquece con la publicación de sus trabajos monográficos en revistas especializadas, en libros, en Internet, etc. 

Si el autor está interesado en hacerse conocer o en que su tema de investigación se divulgue, lo más aconsejable es que publique sus artículos. Incluso, varias formaciones doctorales exigen que el estudiante antes de graduarse haya publicado algún texto de su autoría. 

Generalmente, las revistas académicas especializadas solo permiten la publicación de textos inéditos. Por lo tanto, el autor que quiere publicar debe estar habituado a la redacción de artículos cuyo objetivo sea dar a conocer sus investigaciones.

Si un autor publica un texto monográfico que alcanza mucha difusión y tiene buenas repercusiones, ganará notoriedad. En consecuencia, su imagen como académico irá adquiriendo credibilidad.

¿Quieres que te ayudemos con tu texto monográfico?

Si tus profesores universitarios te exigen que realices un texto monográfico y te encuentras perdido o no sabes cómo empezar, aquí estamos para ti

Tesis y Másters nace con el objetivo de ayudar a que los estudiantes alcancen sus metas académicas. Para eso, creemos que un servicio personalizado es la mejor opción. Tenemos un equipo de más de 500 profesionales, especialistas en todas las áreas del conocimiento y en la redacción de textos académicos. De esta manera, tú nos cuentas en qué necesitas asistencia y nosotros te asignamos al mejor profesional de tu disciplina para que te acompañe en tus proyectos universitarios.

Cubrimos la redacción y corrección de trabajos académicos. También ofrecemos tutorías individualizadas, entre otros servicios: ¡Nos adaptamos a tus necesidades!

Nuestro método de trabajo es con entregas programadas en vistas de los plazos de entrega exigidos por tu universidad. De esta manera, estarás seguro de que tus trabajos estarán listos en tiempo y forma. 

Además, nuestro servicio no solo es confidencial: también puedes tener la seguridad de que tu trabajo estará libre de plagio ya que contamos con Turnitin. ¿Qué es Turnitin? Nada más y nada menos que uno de los mejores detectores de plagio que existen.

No dudes más y pide tu presupuesto

¿Tienes alguna duda acerca de nuestros servicios? La despejarás rápidamente si te comunicas con nuestros asesores a través de WhatsApp.

Por otra parte, podemos enviarte (sin costo) un presupuesto ajustado a los requisitos de tu trabajo. Lo único que tienes que hacer es llenar el formulario que verás a continuación con tus datos y (en los comentarios) los detalles del servicio que necesitas. Uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo para cotizar un presupuesto acorde a tus necesidades.

 

 






Cargar un archivo

El límite de tamaño de los archivos es de 20 MB.

Tendencias

Descarga tu cronograma universitario







Abrir chat
Tesis y Másters México
Hola ✌🏾 ¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico? ¡Somos tu solución!